La finca

Encontramos el nombre "Fontebona" en la escritura de propiedad. Fontebona se refiere a la fuente del mismo nombre que está en la finca. Cuando compramos Fontebona en 2009, estaba recientemente agrupada en una finca más grande. Antes, era un revoltijo de decenas de parcelas de pasto y de bosque de varias familias relacionadas entre ellas. Esta fragmentación sigue presente en las varias atmósferas que habitan en Fontebona. Usamos Finca Felechosa como título provisional, para referirnos a la cantidad infinita de helechos, o felechos en asturiano. Se veían bultos gruesos de helechos podridos en cualquier rincón. En algunos sitios, los helechos crecían hasta tres o cuatro metros de alto.

Ahora es diferente. Hay árboles frutales y ornamentales en todas partes. Después de la limpieza ves la estructura del terreno. Hasta hay pasto entre el helecho, el tojo y el brezo. Aún estamos lejos de lo que queremos alcanzar, pero Fontebona se convierte más y más en un pequeño paraíso. Las ovejas y las burras nos ayudan a limpiar el terreno y donan abono. Los gatos controlan el nivel de bichos. Las gallinas ponen sus huevos. La perra ladra a los cuervos y con peligro. Cada año la pomarada se hace mayor y da más fruta. La tierra ferruginosa de la huerta se pone mejor porque ponemos un montón de compost. El antiguo establo ahora sirve como recepción.

Entonces sí. Estamos muy contentos. ¿Qué más podemos pedir? Pues.. ¡recibir gente! Guay. Agradable. Interesante. Nuevas caras. Ideas nuevas. Compartir el conocimiento, que el aprendizaje se transmita de unos a otros. Eres muy bienvenido a Fontebona.